18 C
Alhaurín de la Torre
martes, 20 de octubre de 2020

¡¡¡Se me ha caido el pene!!!

Categoría

Prefiero una España roja a una España rota

Se puede decir, y lo digo con la mano colocada encima de mi corazón, que la “memoria histórica” es un acto individual,...

La segunda ola del covid-19 en España

En los colegios españoles está pasando lo que tenía que pasar: aulas cerradas 740 en toda España. Hoy ya son 955. Mañana:...

La apatía por la empatía durante esta Pandemia

A veces en el transcurso de unos acontecimientos tan inesperados e inverosímiles como los que estamos viviendo durante esta pandemia , me...

Del aplauso a la zancadilla

Después de meses y meses dando gracias, vítores y aplausos a personal interino que ha estado no solo al frente de esta...

Compartir

-

A mí no,  por Dios. Eso es lo que dice una curiosa criatura cuando tras realizar el coito se le cae el pene. Es triste perder un órgano ¡¡¡pero este!!! No os preocupéis en exceso la Naturaleza es sabia y al cabo de 24 horas premia al “bichit@” con otro de similares características, el/la “afortunad@” es una criatura que tiene la particularidad de ser hermafrodita.

La babosa “Chromodoris reticulata”  así se llama el “bichit@” hasta el nombre lo tiene difícil, resulta que tiene un pene de usar y tirar. No sé si es práctico, ni tan siquiera si es doloroso, pero tienen que ser un trastorno… y una alegría al ver que no todo está perdido y que al día siguiente se levanta como nuev@.

Más de uno habrá oído o dicho la frase “se me han caído los güevos” por suerte no es real, pero en este “bichit@” si. Este descubrimiento lo han hecho unos científicos de la Universidad de Tokio, encontraron a nuestra protagonista en aguas del Pacifico. Los científicos observaron como auténticos “voyeur” 108 acoplamientos de parejas en un acuario que tenían para el estudio. ¿Se imaginan a los científicos japoneses con los ojillos entrecerrados mirando sin disimulo las practicas amatorias de las babosas?

Seguro que estos científicos -que tienen que ser muy suyos- le pondrían nombres a sus preferidos, tales como Rocco, Casanova, Bratt o Toshiro. También sería digno de oír las exclamaciones de estos científicos cuando vieran que nuestros protagonistas perdían el pene de la forma como lo perdían, la fémina al terminar la copula tiene “la mala idea” de arrancárselo, eso no queda bonito después de una relación, en la que supuestamente debía de existir algo parecido al amor. ¿Se imaginan a los científicos apretando los muslillos tras ese triste y doloroso final? Y las miradas que se cruzarían entre ellos, tampoco deben de tener desperdicios y los comentarios mucho menos.

Vale que las consecuencias de ese final sea, que al día siguiente la babosa esta lista para revista y dispuesta al sacrificio en aras al amor o como lo llamen entre ellas. No doy más detalle que podría herir la sensibilidad de los ánimos  más impresionables. Si seguimos imaginando como sería una conversación de dos babosas con ganas de marcha, sería más o menos así.- Rocco ¿vas esta noche a la fiesta?- Hoy no puedo Casanova, estuve ayer y estoy “falto de recursos” ¿me entiendes?

Ahora cambiemos el escenario y traslademos la acción a los humanos, las novias y las esposas estarían tranquilas. A casa puedes llegar si la cartera o sin el reloj en caso extremo sin el móvil, ¿pero sin el pene? Imaginémonos las preguntas ¿no te falta algo? ¿creías que no mi iba a dar cuenta? ¿de dónde vienes? seguro que has estado con una babosa, -eso lo diría con mucho desprecio– que situación más delicada y a todo esto sin entrar en la morbosidad de las respuestas del baboso.

En resumen si esto nos sucediera a los humanos, me repulso, me convulso, me abismo, me licuo, me disuelvo, me aniquilo, me petrifico, me solidifico, me deterioro, me marchito, me zapo, me descompongo, me advierto, me invierto, me olvido, me recuerdo etc. Y otras cosas peores que no cuento por deferencia a los lectores. Pero  la esperanza no se pierde, porque cada veinticuatro horas me encuentro con el milagro de la naturaleza que nos premia con él. En la vida de los humanos por suerte esto no ocurre, de ser así donde estaría el aliciente y la felicidad ¿qué es la felicidad? la mayoría de las veces blanco sobre blanco, por eso muchas veces no la apreciamos. Así que mejor como nos ha hecho la naturaleza, sin tener que padecer el dolor de estas babosas con sus circunstancias y sus intermitencias.

PD.- Por favor si alguien quiere comentar, que lo haga de forma jocosa ya que el tema es «doloroso»

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

Prefiero una España roja a una España rota

Se puede decir, y lo digo con la mano colocada encima de mi corazón, que la “memoria histórica” es un acto individual,...

La segunda ola del covid-19 en España

En los colegios españoles está pasando lo que tenía que pasar: aulas cerradas 740 en toda España. Hoy ya son 955. Mañana:...

La apatía por la empatía durante esta Pandemia

A veces en el transcurso de unos acontecimientos tan inesperados e inverosímiles como los que estamos viviendo durante esta pandemia , me...

Del aplauso a la zancadilla

Después de meses y meses dando gracias, vítores y aplausos a personal interino que ha estado no solo al frente de esta...

La figura del sanitario/a escolar en la pandemia

Hace muchos años que como docente me vengo planteando la necesidad y gran utilidad de un sanitario/a en las escuelas e institutos...

Septiembre

Septiembre... ¡el fresco!Brisa húmeda que hidratay un sol de consuelo,que acaricia, no ataca...mes de playa de plata.Septiembre de comienzos,de inicios lleno,de nostalgia...

La vital importancia de las técnicas de estudio para los estudiantes en la escuela moderna

Como profesor de instituto con 30 años de experiencia, me encuentro cada curso académico con alumnado con muchísimas dificultades para estudiar y...

El coronavirus y la inmigración

En estos tiempos tan duros que corren, se me ocurren a veces pensamientos que creo que tienen cierta lógica y que por...

Recientes

Villanova defiende ante la FEMP un reparto justo de los fondos...

0
Por último, ha expresado su preocupación por el “poco dinero” que van a recibir los ayuntamientos con dificultades financieras porque han sido “mal gestionados”. “Los vecinos no tienen la culpa de la mala gestión de sus dirigentes, tenemos que pensar en los ciudadanos, nunca en las siglas”, ha subrayado Villanova.

Patrocinados

2,053FansMe gusta
308SeguidoresSeguir