20.9 C
Alhaurín de la Torre
jueves, 22 de abril de 2021

Villanova valora el alto grado de compromiso del pueblo andaluz durante esta pandemia

ETIQUETAS

CATEGORÍA

El alcalde de Alhaurín de la Torre recuerda en su discurso del 28-F a los profesionales, a las familias con problemas y a los fallecidos por el Covid-19 y asegura que la impagable labor desarrollada “también es andalucismo”. El acto se ha celebrado en el Centro Cultural, con aforo restringido. Se han entregado las medallas a trabajadores municipales jubilados

Alhaurín de la Torre se ha sumado, como cada año, a las celebraciones del Día de Andalucía, el 28 de Febrero, con un solemne acto en el Centro Cultural Vicente Aleixandre. Debido a las restricciones, este año se ha celebrado de manera distinta con aforo reducido y sin actuaciones de baile ni el típico desayuno andaluz. La cita se ha llevado a cabo teniendo en cuenta todas las medidas seguridad y al evento han asistido la Corporación del Ayuntamiento casi al completo, representantes de fuerzas y cuerpos de seguridad, del tejido social y cultural de la localidad y los empleados municipales que iban a ser homenajeados por su reciente jubilación, así como sus familiares.

La jornada ha comenzado precisamente con la entrega de las placas y distinciones a estos extrajabadores, a los que el alcalde, Joaquín Villanova, ha dedicado elogios. Seguidamente se ha procedido a la lectura del discurso institucional a cargo del regidor.

El primer edil ha solicitado un minuto de silencio por todas las personas que han fallecido por el COVID-19 y ha dedicado unas palabras emotivas a las familias que han tenido que perder a un ser querido y para aquellas personas que están luchando para combatir esta pandemia como sanitarios, docentes o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. “Quiero hacer constar nuestro sincero reconocimiento y cariño a las familias que se están viendo afectadas por las graves consecuencias socio-económicas que vivimos, a las pymes, a los comerciantes, a los autónomos, a los que están en ERTE, a los nuevos parados”, ha apuntado Villanova.

Por otro lado, el regidor ha querido transmitir un mensaje de confianza a la ciudadanía y ha recalcado que el Ayuntamiento seguirá trabajando de forma incansable para revertir las consecuencias de la crisis sanitaria en todos los ámbitos. Además, ha puesto en valor el Estado de las Autonomías como garantía del progreso económico y social del país, y ha animado a seguir defendiendo “la vigencia de los principios constitucionales y estatutarios para garantizar nuestros derechos y obligaciones”. 

Villanova también ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para seguir cumpliendo las normas sanitarias para superar cuanto antes la pandemia. “Comportarse con civismo es también ejercer de andaluz, ser buen andaluz y ser ejemplares”, subraya en su breve alocución en honor al 41º aniversario del 28-F, fecha del Referéndum para la Autonomía.

Finalmente, el acto institucional ha concluido con los sones del Himno de Andalucía a través del sistema de megafonia, y con los aplausos de los asistentes. 

DISCURSO DEL ALCALDE

Hoy, domingo, 28 de febrero, celebramos el Día de Andalucía, pero lo hacemos de una forma muy diferente a las anteriores. La cautela y la precaución son obligatorias en estos tiempos tan difíciles y por supuesto, un acto institucional de este calado requiere y exige que nos veamos en este salón en formato reducido y con todas las medidas de seguridad necesarias.

La fiesta de hoy, último día del mes de febrero, basa su existencia en la aprobación del Referéndum de 1980, momento en que el pueblo andaluz manifestó su anhelo por alcanzar la autonomía plena apostando por cambiar la Historia de Andalucía. Esta fecha significa mucho para los andaluces ya que fue un hito histórico que permitió la superación de una etapa oscura para avanzar hacia una etapa de convivencia y progreso. En efecto, el texto apoyado en las urnas el 28 de febrero de 1980 supuso el fin de un trayecto necesario, el de la reivindicación, pero también el comienzo de otro, más difícil y apasionante aún, el de la materialización y puesta en funcionamiento de un cuerpo institucional y un aparato administrativo al servicio de toda una Comunidad. Fue el nacimiento de la Junta de Andalucía.

El 28 de febrero, sin duda, supuso un cambio sereno, solidario, una conquista del pueblo andaluz que se movilizó ante la posibilidad de mejorar y de transformar con esperanza, hacia una tierra de confianza y oportunidades.

El 28 de febrero será siempre una jornada festiva para los andaluces y las andaluzas, en la que sigue viva el espíritu del 4 de diciembre cuando cerca de dos millones de personas salieron a las calles de Andalucía para reivindicar la Autonomía; una Autonomía que aún hoy, sigue reivindicando por nuestros Derechos, desde el entendimiento y en la profundización necesaria de nuestro autogobierno.

Este año, como es lógico, queremos tener un emocionado recuerdo por quienes tristemente nos han dejado como consecuencia de la terrible pandemia con la que convivimos desde hace justo 12 meses a nivel global. Tan sobrecogedor dato, de miles de paisanos fallecidos, tiene como contraste a esos miles y miles de mujeres y los hombres que se afanan por combatir los efectos del Covid-19: Sanitarios, docentes, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, policías locales, miembros de Protección Civil, voluntarios de ONGs, personas a título particular que han decidido ayudar a sus semejantes con donaciones, ayuda directa o simplemente echando una mano a su vecino, que por edad o falta de movilidad no podía desplazarse al supermercado o a la farmacia.

También quiero hacer constar nuestro sincero reconocimiento y cariño a las familias que se están viendo afectadas por la graves consecuencias socio-económicas que vivimos, a las pymes, a los comerciantes, a los autónomos, a los que están en ERTE, a los nuevos parados. Una nueva realidad que nos ha azotado a todos y que está haciendo mella en las personas más vulnerables, pero también en muchos núcleos familiares donde jamás habríamos creído que ocurriría.

A todos vosotros, los que os encontráis a un lado o al otro de la crisis, pero especialmente a quienes el latigazo ha sido mayor, queremos deciros que, como institución local al servicio de la ciudadanía, estuvimos, estamos y estaremos ahí, haciendo lo imposible para reconstruir nuestro pueblo en lo social, en lo económico, en el tejido productivo, en lo asistencial. No os vamos a fallar. Podéis estar convencidos. Es nuestra obligación, pero la asumimos con naturalidad y determinación y en ello estamos empeñados desde el mes de marzo de 2020, cuando se decretó el Estado de Alarma. Y seguiremos trabajando con la misma dedicación y poniendo todos los recursos disponibles al servicio de la ciudadanía, con el propósito de hacer más llevadero este duro tránsito desde todos los puntos de vista.

Amigos y amigas: Se dice pronto, pero han transcurrido nada menos que 41 años desde que los andaluces y andaluzas nos dimos la oportunidad de nuestras vidas, la de favorecer un autogobierno que hablara, sintiera, pensara y actuara en andaluz. Juntos seguiremos construyendo una autonomía generadora de empleo, riqueza y oportunidades, con un firme compromiso ante los que tienen dificultades, sobre la base de la convivencia y el respeto a los derechos fundamentales e individuales, en la búsqueda de un modelo de Estado de las Autonomías como garante del progreso económico y social de España. Eso nos obliga a defender la vigencia de los principios que inspiran la Constitución y nuestro Estatuto de Autonomía, dos normas legales que nos garantizan los mismos derechos y obligaciones.

El 28 de febrero representa los cimientos de la Andalucía que hoy conocemos y es el espejo donde encontraremos un ejemplo de que si el pueblo andaluz consiguió escribir su propia historia en un momento crucial, siempre será capaz de hacerlo.

Y más, en los delicados momentos que nos está tocando vivir, una lucha diaria contra un virus letal que está golpeando a la humanidad, a la economía y a las relaciones sociales de una forma atroz, solo comparable a los periodos de las dos guerras mundiales del siglo XX. El pueblo andaluz, en un día de reivindicación como el de hoy, tiene que hacer valer ese compromiso social, esa fraternidad que nos caracteriza desde siempre, para arropar a quienes más nos necesitan, a cuidar de nuestros semejantes, vecinos, amigos y conocidos.

Es de ser buen andaluz cumplir las normas sanitarias, evitar el contacto social más allá de lo estrictamente necesario, ser solidario, cívico, empático Lógicamente, nuestra forma de relacionarnos y nuestro peculiar sentido de la vida en la calle y las relaciones sociales, deben seguir cambiando a una moderación nunca antes conocida. Puede que no nos guste, pero las normas son las que son y están concebidas para velar por el interés común y la salud pública.

Quiero hacer un llamamiento desde aquí para que sigamos cumpliendo las normas, tanto las del Estado como las de la Comunidad y las de las instituciones locales. Y hagámoslo sin fisuras, pensando que con ello, ayudamos a los demás, porque en el fondo, es lo que todos pretendemos Vamos a ejercer ese andalucismo proactivo en estos tiempos complicados: esa solidaridad tan nuestra, ese civismo, ese pensar en el de al lado, con generosidad, con entrega y sin egoísmos.

Comportarse con esa altura de miras y ese civismo es también ejercer de andaluz, ser buen andaluz, ser ciudadanos andaluces ejemplares. Y en un día como hoy, encuentro un momento idóneo para pediros ese esfuerzo y ese compromiso.

Es momento, pues, de volver apelar a las conciencias individuales y colectivas para sacar lo mejor de nosotros mismos como andaluces, para recuperar ese espíritu de consenso, de unión y de pueblo soberano, ahora con objetivo claro e inmediato: salir del pozo de esta maldita crisis sanitaria y económica y poner, entre todos, las bases para seguir avanzando. Igual que fuimos capaces de hacer entre 1977 y 1980.

Deseo terminar mi intervención reivindicando de nuevo la base y el origen de cuanto hoy, día 28 de febrero, celebramos aquí.

Es nuestro día, es el día de homenaje a la Bandera Blanca y Verde y de tributo a quienes dieron sus ideales, su trabajo, su esfuerzo, su sudor, su sabiduría e incluso su vida por nuestra bendita tierra. Hoy más que nunca debemos tenerlo presente.

Disfrutemos de esta jornada junto a nuestros familiares y compartamos juntos muchos más años para decir fuerte y alto: “¡¡¡Viva Andalucía!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

Alhaurín de la Torre
algo de nubes
20.9 ° C
21.1 °
20.6 °
64 %
5.1kmh
20 %
Jue
21 °
Vie
18 °
Sáb
19 °
Dom
18 °
Lun
19 °

MÁS RECIENTE

DEPORTES